Fotografiando momentos íntimos con los padres en la boda

11 de agosto de 2019
Fotografía de la boda de los padres: imagen de la ceremonia que muestra la entrega del padre de la novia al novio

Foto por: Annie Kheffache, Dublín, Irlanda

En la película clásica 1950 Padre de la novia, George, interpretado por Spenser Tracy, observa a su hija Annie, interpretada por Elizabeth Taylor, hacer sus votos matrimoniales y se dice a sí mismo: "Me di cuenta en ese momento de que nunca volvería a casa y vería a Annie en la parte superior del escalera. Nunca la volveré a ver en nuestra mesa de desayuno con su camisón y calcetines ... Annie ya era mayor y nos dejó, y algo en el interior comenzó a doler ”.

La escena puede ser ficción, pero la emoción detrás de ella es real. Durante el día de la boda, los padres y sus hijos caminan una línea delicada entre el pasado y el futuro. Dejar ir nunca es fácil, pero puede hacer fotografías dramáticas llenas de corazón. A través de la experiencia y el instinto, los fotoperiodistas de bodas capturan momentos tiernos que muchas parejas de novias generalmente no ven, dándoles ventanas al corazón de las personas que aman.

Letting Go

Como han mencionado nuestros fotógrafos miembros de la WPJA, en algún momento durante el día de la boda, los padres de repente se dan cuenta de que sus hijos son adultos y comienzan su propia vida. A veces este momento ocurre después de que el padre camina con la novia por el pasillo, a veces durante el baile de los padres, y muchas veces es inmediatamente después de la ceremonia. De cualquier manera, estos momentos están llenos de emociones diferentes y crudas y hacen fotos maravillosas.

El padre y la novia miran por primera vez. Momentos emocionales con padres capturados por un buen fotógrafo de bodas.

Foto por: Lori-Anne Crewe, Ontario, Canadá

Algunos de nuestros miembros dicen que es importante estar atento a los momentos emocionales, tal vez vigilar de cerca al padre de la novia cuando él y la novia llegan al final del pasillo. De esta manera, cuando surgen esas emociones, el reportero gráfico de la boda puede capturar un momento que es sincero, pero para el que están preparados e invisibles.

Fotografía de la boda del padre de la novia con su yerno.

Foto por: Leonard Walpot, Utrecht, Holanda

El elemento de esta aparente invisibilidad por parte del fotógrafo de bodas es clave, ya que ser discreto es el objetivo del fotoperiodismo de bodas. Por lo tanto, es importante dar a la pareja y a los invitados su espacio cuando sea necesario, todo mientras se prepara para dar un paso adelante y obtener la imagen.

Momentos de fotografía de bodas con los padres. Foto capturando al papá bailando con su hija. Padres emocionados en la boda.

Foto por: Miguel gonzalezPensilvania, Estados Unidos

EN EL MOMENTO

Algunos de nuestros miembros dicen que adoptan un enfoque más espiritual para capturar momentos íntimos entre los prometidos y sus padres, y señalan que son muy conscientes de su propia presencia en el espacio de otra persona, pero que solo están actuando como un recipiente. El fotoperiodista de bodas existe en el momento y está en contacto con todo lo que está sucediendo, pero al mismo tiempo, son un observador tranquilo y algo alejado del día de la pareja. Nuestros miembros dicen que esta es una posición muy privilegiada, poder compartir este espacio con la pareja. Por lo tanto, cuando tenga que obtener esos primeros planos durante momentos particularmente delicados, es importante ser respetuoso y ser lo más rápido posible.

Fotografía de la boda de los padres: primer baile de novia con su padre

Foto por: Isabelle hattink, Zuid Holland, Países Bajos

Los galardonados miembros de WPJA han hablado sobre sus propias experiencias fotografiando momentos tan sensibles, recordando a padres que parecían no mostrar emoción durante todo el día y que de repente rompieron durante la recepción o durante su primer baile con su hija. Es importante estar atento a estos momentos, ya que un invitado que ha sido especialmente vigilado todo el día puede sorprenderte de repente cuando revelan sus emociones crudas, y no quieres perderte la captura de ese cambio. Si existe en el momento y usa un poco de empatía, es menos probable que estas fotos oportunas lo eludan, ya que poder comprender a las personas que está fotografiando le permitirá estar en el lugar correcto en el momento correcto.

Fotografía del día de la boda con los padres. Imagen de la mamá y el papá de la novia quitándose el velo mientras el novio mira.

Foto por: JD LandNueva Jersey Estados Unidos

La experiencia de familiares y amigos llorando lágrimas de alegría por las personas que aman y se preocupan es conmovedora y puede suceder en cualquier momento. Incluso, tal vez, durante los momentos más formales en que se espera que las personas mantengan controladas sus emociones, como durante la firma de la ketubah, el contrato de matrimonio utilizado en las bodas judías. Las muestras de lágrimas y emoción durante estos momentos inesperados son particularmente conmovedoras y a menudo revelan lo que los padres y los miembros de la familia están pensando, o la comprensión de que están siendo golpeados; que su hijo ya ha crecido.

Fotografía de la emoción entre padre y novia durante la ceremonia de la boda

Foto por: Sybil Rondeau, Francia

La empatía durante una boda es un componente crítico para tomar fotografías íntimas, según nuestros miembros, quienes dicen que a menudo las bodas que fotografían les hacen pensar en el día en que sus propios hijos crecerán y se casarán, lo que les permite considerar lo que debe ser. como que las madres y los padres de los novios vean a sus hijos ese día.

CONVERTIRSE EN INVISIBLE

Algunos de nuestros miembros han notado que durante estos momentos particularmente emotivos, el fotógrafo puede escapar de las mentes de la familia, convirtiéndolos en un observador casi invisible. Es casi como si la gravedad de darse cuenta de lo que esta boda significa para la familia y su hijo les hace olvidar que el fotógrafo está allí, lo que permite que el fotoperiodista de la boda capture sus emociones sin ser demasiado intrusivo o hacer que la familia se sienta cohibida. , permitiendo algunas fotos realmente hermosas y conmovedoras.

Fotografía de la boda de los padres | La novia le da un apretón a la mano de su madre mientras se retira de la ceremonia con su nuevo esposo.

Foto por: Megan HannahVermont Estados Unidos

Capturar fotografías familiares íntimas es más efectivo cuando todos se sienten cómodos con el fotógrafo; cuando se olvidan de que él o ella está allí. Como notan nuestros miembros, este olvido puede llevar mucho tiempo a medida que se acumula la confianza de la familia, lo que requiere paciencia por parte del fotógrafo. Sin embargo, si el fotógrafo es paciente y pasa algún tiempo conociendo a los invitados, eventualmente se sentirán cada vez más cómodos y se sentirán tranquilos sabiendo que el fotógrafo es un profesional. En ese punto, los invitados pueden dejarse llevar y olvidarse de la presencia del fotógrafo, lo cual es maravilloso para un reportero gráfico de bodas que buscará capturar momentos sinceros cuando los invitados no sabían que incluso estaban siendo fotografiados.

Foto de la boda de los padres mostrando la emoción del papá con su hija, la novia mientras ella le clava la flor en el abrigo

Foto por: Giuseppe De AngelisLatina, Italia

Sin embargo, para permanecer invisibles, nuestros miembros sugieren que es igualmente importante saber cuándo dejar de tomar fotos. Un momento emocional puede ocurrir en unos pocos segundos, y luego termina, así que si bien es una buena idea tratar de capturar ese momento con unas pocas instantáneas, continuar más allá solo sacará al fotógrafo de su invisibilidad acumulada, haciendo que los huéspedes se sienten cohibidos y estropean el estado de ánimo.

Fotografía de la boda del padre hija: emocionarse durante el baile

Foto por: Vasilis maneas, Grecia

A lo largo del día de la boda, una estrecha conexión entre los reporteros gráficos de la boda, las parejas de novias y las fiestas de bodas hace posible fotografías hermosas e íntimas. Nuestros miembros han afirmado que lo más importante para poder capturar hermosas fotos no es cuán perfectas sean la imagen de la pareja y la decoración de la boda. En cambio, las mejores fotos son aquellas que provienen de la construcción de una relación con la pareja para que sus emociones y amor mutuo se manifiesten. Este amor y afecto se transmite entre toda la familia y los invitados, lo que permite una intensidad emocional positiva. Es esta efusión de emoción lo que hace que el día sea hermoso y hará que el trabajo del reportero gráfico de la boda sea mucho más fácil.