Ser rey y reina por un día

Fotógrafo de bodas Ben Benvie de Ontario, Canadá

Foto: Ben Benvie , Ontario, Canadá

Por un día, ustedes dos son el foco de atención. Las preocupaciones del mundo se desvanecen a medida que usted y su novia ocupan el centro del escenario por el momento que han esperado. Los pensamientos y emociones de tus invitados se entregan a tu amor. A su vez, son participantes activos en tu gran día, lo que agrava los buenos sentimientos del evento lleno de amor. Con bailes ceremoniales, brindis emocionales o simplemente sus bendiciones, su familia y amigos se han unido en este día para ayudar a sellar su amor con esplendor de cuento de hadas.

De hecho, tu boda es una de las pocas veces en tu vida en que puedes vivir un sueño. Como centro de atención, ustedes son celebridades; Tal vez un rey y una reina para ese día, rodeado por un paparazzi de invitados con cámaras listas. A pesar de que este escenario es par para el curso, definitivamente afecta la forma en que su fotógrafo cubrirá la boda. Afortunadamente, los fotoperiodistas de bodas con talento se toman todo esto con calma, utilizando la mezcla de bullicio y adoración para crear recuerdos visuales duraderos.

TRADICIÓN Y EL CENTRO DE ATENCIÓN

Ya sea a través del baile, la canción o los gestos, las costumbres típicas de la boda a menudo ayudan a unir a los invitados y los recién casados, mientras intensifican la atención de la celebridad.

Tomando como soberanos a los soberanos medievales, los súbditos de un reino se reunirían en masa para el matrimonio de un joven duque o princesa, dando al prometido un mayor sentido de adulación e importancia. Y eso puede ser bastante embriagador. Solo imagina lo poderoso que debe haber sido ese lanzamiento de liga cuando se encontraron con las horcas elevadas y un "¡HUZZAH!"

Hoy en día, los miembros de la boda y los invitados son tan importantes cuando se trata de hacer que B&G se sienta como un miembro de la realeza. Porque sin la multitud adorable que los rodea, la pareja, literal y figurativamente, no es el centro de atención. A través de sus acciones y reacciones, los invitados magnifican grandemente el enfoque puesto en la novia y el novio.

Un fotógrafo experto sabe cómo aprovechar el poder de los comentarios visuales cuando se trata de contar la historia de la boda de la pareja. Por ejemplo, algunas de las imágenes más memorables de un matrimonio se pueden encontrar en el rostro de una madre al ver a su hija decir "I Do"; o en la reacción de un grupo al primer “boogie down” de la pareja en la pista de baile.

TRATANDO CON EL PAPARAZZI

En general, los invitados prestan poca atención al fotógrafo, pero a veces pueden comportarse como paparazzi demasiado entusiastas, lo que presenta desafíos adicionales. Los invitados tienden a reunirse con la novia y el novio, creando de vez en cuando obstáculos para capturar momentos importantes, e incluso pueden interferir con sus propias fotos.

Afortunadamente, tu fotoperiodista está entrenado para capear estas tormentas y para capturar deslumbrantes tomas del frenesí giratorio. Una vez que la emoción frenética de las celebridades del día se desvanezca en solo un recuerdo lejano, quedará con momentos conmovedores congelados en el tiempo, capturados desde las condiciones más improbables.

En nuestras propias vidas, muchos de nuestros recuerdos más imborrables provienen de una fotografía. . Las imágenes funcionan como prueba de que algo realmente sucedió. Y cuando extiendes esto al día de tu boda, esas imágenes tuyas rodeadas de celebraciones alegres solo sirven para profundizar la intensidad del recuerdo. Pues en ese momento fugaz eras verdadera realeza. Y tus súbditos leales te amaban.

EL MOMENTO ENFOCADO

Con frecuencia, pensamos en los novios como el punto focal de las actividades del día de la boda. Naturalmente lo son, pero va mucho más profundo que eso. Debajo de ese foco de atención, esa dinámica de "rey y reina del día", es la relación entre la pareja y sus invitados. Un periodista fotográfico talentoso capturará esos momentos, pequeños y grandes, y desplegará la miríada de relaciones que se unirán ese día. Esto es realmente lo que hace el cuento de hadas. Y te lleva profundamente en el "Afortunadamente para siempre".